Buenos Día Virgen María

Buenos Día Virgen María

Buenos días, Virgen María.

Por ti madrugamos.

Queremos encontrarnos 

con la luz de tu mirada.

Contigo, la mañana es mañana de luz

 y de esperanza.

Gracias por todo.

Eres un regalo.

No hay llanto en la tierra 

que no pase por tus manos.

No hay gozo,

 en que no brille tu luz.

No hay esperanza 

que no se recree en tu fuente.

No hay oración que no pase por tus manos.

Gracias por hacer de nosotros una familia.